Así fue el Salón del Manga de Murcia: juegos, libros, charlas y más

En un primer momento no tenía pensado asistir, pero cambié de opinión. Y es que la idea era ir el sábado con unos amigos y el domingo con los libros. Un día de ocio y otro de venta. El resultado fue el siguiente: mi mejor evento en todos los sentidos. Lo pasé mejor que nunca, hicimos muchas cosas y fue el evento en el que más libros he vendido. A continuación contaré el resumen de mi paso por el Salón del Manga de Murcia y lo que supuso para los libros.

Sábado del Salón del Manga de Murcia: el día más intenso

El sábado siempre es el día más intenso durante el Salón del Manga de Murcia, y es que es el día que más gente asiste. Grandes colas, aglomeraciones y multitud de actividades. Por suerte, este año han mejorado mucho los espacios y han ampliado las zonas. Por primera vez tras asistir por lo menos 5 años, no he sentido el agobio ni la aglomeración. Hemos podido caminar tranquilamente y disfrutar del Salón del manga de Murcia y de sus actividades sin problema. Sí que había mucha gente, pero estaba más repartida por los stands y los espacios.

¿Sabíais que existen juegos de mesa de Attack on Titan?

El sábado hicimos cola y fuimos los primeros. Las puertas las abrían a las 10:00 de la mañana. Se vendieron todos los Potatus y los Psiro antes de las 8:00. Así, decidí volver a mi casa a por más, y regresé a tiempo para recupera mi puesto en la cola. Una vez dentro, seguí vendiendo, aunque no me centré mucho en ello. Antes de la hora de comer volví a agotarlos. Entonces me dediqué a jugar, asistir a charlas y disfrutar del evento. Fue un día muy intenso y agotador, sobre todo para mí, que no dormí nada la noche anterior.

Domingo del Salón del Manga de Murcia: El éxito de los libros

Acudí el domingo por mi cuenta, sin amigos ni compañía. Sin embargo, no me sentí solo ni un segundo. Y es que fui mostrando y vendiendo ejemplares de Psiro y Potatus a diestro y siniestro. Muchos se acercaban interesados y disfrutaban de una pequeña charla que daba allá donde iba. Nos echamos fotos, nos reímos mucho y, una vez más, agoté todos los ejemplares. Y eso que acudí con la mochila llena y una bolsa en la mano. Conocí a mucha gente nueva, nuevos lectores, autores y mucho más.

Si el domingo llegué al Salón sobre las 11:30 de la mañana, 5 horas después me había quedado sin libros. A las 16:30 vendí el último Psiro que llevé y pude irme a comer y descansar. A las 17:30 no podía faltar a la charla de Jesulink sobre Kofi y, tras ella, regresé a casa para tirarme a la cama y recargar energías. Había sido un fin de semana muy intenso y productivo en todos los sentidos. Para mí, este ha sido el mejor Salón del Manga de Murcia.

Y hasta aquí mi resumen del evento. Ahora siento anunciar que estaré un mes y medio sin asistir a ningún evento ni hacer nada especial con los libros, pero en cuanto llegue 2018 trataré de hacer algo que puede que os guste. Lo iremos viendo. ¡Gracias a todos por asistir y por leer este post!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: