Cómo optimizar el tiempo de trabajo y ser más productivo

Una tarea complicada para muchos de nosotros. Es curioso, pero gran parte de mis conocidos y familiares se quejan de algo: la falta de tiempo. Dependiendo de la gestión que hagamos del mismo y de nuestro horario podremos disfrutar de más o de menos tiempo. Para trabajar en una novela o un proyecto artístico necesitas poder dedicarle muchas horas. A continuación os contaré qué hago yo para organizarme y poder dedicarme a todo lo que quiero.

Optimizar el tiempo = Prioriza tareas y fija objetivos

Hazte un horario e intenta respetarlo lo máximo posible. Optimiza tu tiempo midiendo cuánto tardas en realizar cada tarea e implementa cambio en el horario para optimizar el tiempo. Por ejemplo, cuando yo tengo que redactar varios artículos, trato de hacer cada uno en un tiempo concreto. Si me despisto o me entretengo, el temporizador suena, avisando de que el tiempo ha terminado y la tarea sigue sin hacer. Si estoy concentrado y llevo un buen ritmo, puedo conseguir varios minutos extra para la siguiente tarea. Esto me ha ayudado a organizarme y respetar mi horario. Así, logro acabar el trabajo del día en una hora o en una hora y media, dejándome el resto de la mañana libre para estudiar y hacer otras cosas. A eso lo llamo optimizar el tiempo, a hacer mis tareas con buen resultado en el menor tiempo posible.

Escribir y trabajar en mis proyectos personales lo estoy haciendo de forma intermitente ahora mismo. A veces escribo algún relato que publico en esta misma web, o escribo pruebas y experimentos. Y es que no tengo prisa para escribir nada ni elaborar una nueva novela. Tengo ideas y las pongo en práctica, pero me centro más en trabajar y estudiar, que ahora mismo es mi máxima prioridad.

Desconecta el móvil y reduce distracciones

Si de verdad quieres aprovechar el tiempo desconecta el móvil. Siéntate en una mesa frente a tu herramienta de trabajo (en mi caso una libreta o el iPad) y adelante. Organiza un horario y no olvides dejar ciertos momentos para descansar. Eso sí, no te aconsejo coger el móvil en los descansos. Personalmente no puedo relajarme hablando por WhatsApp o leyendo las redes. Me agobio mucho y me cuesta soltar el móvil o finalizar las conversaciones. Además, si te gusta escuchar música o ver vídeos a la vez que escribes, no solo tienes algo en común conmigo, sino también un problema. He llegado a un momento en el que a la hora de escribir o trabajar solo escribo o solo trabajo.

Ni vídeos, ni películas ni podcasts a la hora de escribir. Como mucho, pongo música instrumental que me ayude a inspirarme, pero nunca con letra, pues me despista y me hace ser menos productivo.

Como consejo final: duerme.

Con sueño no se va a ningún sitio y no se logrará optimizar el tiempo. Bueno, sí: a la cama. Necesitas estar sereno para centrar tus ideas y trabajar, además de que si no duermes tu productividad se reducirá muchísimo. Relájate, respira y ponte en calma. También te ayuda a concentrarte. Con la app Respirar de mi Apple Watch consigo relajarme muchísimo antes de leer o escribir, y el resultado final se nota. Mucho más productivo cuando estás en calma y descansado que si estás nervioso o con sueño.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: