¿Para qué vas a leer la novela, si puedes ver la película?

En el episodio de hoy del podcast El Escritor Moderno hablamos de cine. Y no lo hacemos con el ojo crítico ni con la bolsa de piedras lista. Lo hacemos desde el respeto y la opinión subjetiva. El título del artículo poco o nada tiene que ver con el episodio de esta semana, pero es una frase que hemos escuchado en múltiples ocasiones. ¿Merece la pena leer el libro después de haber visto la película? ¿Hasta qué punto la adaptación al cine debe ser fiel? ¿Es la película un pequeño regalo a quienes leyeron la novela o una obra en sí?

¿Aporta una novela lo mismo que una película?

Sí y no. Personalmente diría que me aporta mucho más, pero lo cierto es que a nivel técnico la película está a otro nivel. Banda sonora, efectos, luces, planos, voces, actores y mucho más. El mundo audiovisual puede aportar mucho, de hecho lo hace. Para muchos es más fácil llorar o emocionarse en el cine que en casa leyendo una novela. Pero he de decir que a mí me engancha mucho más un buen libro, al menos la mayoría de veces.

Es cierto que da pereza empezar a leer, pero cuando lo haces es difícil parar. Puedo ver una película y hacer otras cosas a la vez, pero con un libro no. Si estoy leyendo estoy en ello. Como mucho puedo acompañarlo de la soundtrack de la peli, pero nada más. Por mis gustos, intereses y mi forma de ser, escojo el libro, pero me gustan ambos tipos de arte y ambos formatos.

No odio el cine, tampoco la literatura. Esa gente que dice «a mí no me gusta leer» miente. Es imposible que no exista un libro que pueda gustarte, lo mismo ocurre con las películas e incluso las series. Nuestra sociedad y nuestra cultura se basa en esas obras y en el arte.

La novela y la película no pueden ser iguales

Me parece complicado, e incluso imposible, que la adaptación del libro sea fiel al 100%. Son dos formatos distintos, no pueden ser fieles el uno al otro salvo que uno de los dos renuncie a “hacerlo bien”. La película dura un máximo de 3 horas y se apoya en lo visual. El libro no tiene límite. NURO puede aportar entre 8 y 12 horas de contenido, en función de la velocidad de lectura. Y no es de los libros más largos. No por ello un libro es mejor que una peli, pero sí diferente.

La adaptación cinematográfica recorta, ajusta y (como su propio nombre indica) adapta ese contenido al formato audiovisual. Luego ya hablaremos de algunas decisiones de los directores y de si son buenas ideas o no, como cambiar la historia demasiado o alterar personajes.

En cualquier caso, prefiero una película original y no la adaptación de un libro. Cuando leo y después veo las películas prefiero la novela, como casi todo el mundo. Cuando he probado a hacer lo contrario (primero peli y luego el libro) he sido incapaz de terminarlo o me ha ocurrido lo mismo. Acabo prefiriendo el libro, porque soy muy purista en ese sentido. Si hay tantas escenas, las quiero todas en la peli. Sin recortes. Lo que es imposible.

¿Quieres saber más de cine y literatura? Tocamos el tema a fondo en el episodio de hoy. Escúchalo en iTunes y aquí:

 

1 comentario en “¿Para qué vas a leer la novela, si puedes ver la película?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: