Busqué un nombre artístico y olvidé el mío durante 4 años

Desde los 13 años he querido ser un autor con algo de reconocimiento. No digo famoso ni tampoco de éxito, sino algo conocido. Publicar mis obras, bien fuera en internet o en físico, contar con un buen número de lectores, etc. No se puede decir que me esforzara mucho, pero sí que me organizaba para dibujar cómics o escribir historias y terminar los capítulos de forma semanal o mensual. Buscaba un nombre artístico y me planteé muchos, pero finalmente me quedé con Josekopero. A continuación os hablaré de mi dilema con el nombre, su origen y lo que ha supuesto para mí, así como de mi futuro y el futuro de esta web.

Sale José Manuel y entra Josekopero

Nunca me ha gustado mi nombre. Es algo que le pasa a mucha gente, parece que a nadie le gusta el suyo. Tengo amigos a los que le cambiaría el nombre si pudiera y ellos odian el suyo. Menos mal que están los motes, los nombres artísticos y los nombres de usuarios, que nos han ayudado a decidir la forma en la que nos llaman. Yo decidí ponerme “Josekopero” porque fue el nombre que puse en mi primer correo electrónico, cuando Hotmail aún funcionaba decentemente.

Jose por mi primer nombre y Kopero porque soy de un pueblecito llamado La Copa y con “K” era más guay. Cosas de niños de 10 años (edad con la que escribí por primera vez el nombre Josekopero). Pero no sería hasta años después que decidiría llamarme así. Mis primeras historias las firmaba como JMF Kopero. No eran más que parodias de cómics y mangas. Pensé que copiando aprendería más que inventando algo nuevo.

Finalmente lo cambié por Josekopero y empecé a llamarme así en las redes sociales. Fue hace cuatro años cuando todas mis amistades cambiaron de forma radical. Mis nuevos amigos me conocieron como Josekopero. José Manuel quedó en un segundo plano y empecé a ser el escritor, el Kopero, el chico excéntrico, un invitado especial en los grupos sociales.

Cuando el nombre artístico y el real se confunden

Mis amigos y todas las personas que entraban en mi vida desde los 16 años hasta los 20 que tengo ahora me llaman Josekopero, Joseko o Kopero. A veces les pregunto mi nombre real o mis apellidos y me río cuando no saben responder tras tantos años juntos. El nombre artístico es el que digo cuando me preguntan cómo me llamo. Si alguien me llama José Manuel es porque pertenece a una etapa anterior de mi vida. Una etapa que dejé atrás y quise olvidar, aunque ahora recuerdo con gusto.

Tras publicar NURO decidí que quería cambiar esto. No quiero seguir siendo la etiqueta. El escritor, el redactor, el autor de X o Y. Quiero ser una persona, uno más en los grupos, un amigo, un humano. Ni el individuo que va a su bola ni el autor que se lo tiene creído y se cree alguien. No se es feliz viviendo de las apariencias ni siendo un robot que solo escribe y trabaja para sus proyectos.

Me gusta ser Josekopero y quiero seguir siéndolo, pero necesito volver a recordar quién soy. Necesito tener presente el nombre con el que fui bautizado. Necesito recordar el pasado y volver a mis orígenes para seguir creciendo.

La vida es cambio

Son muchas las cosas que están cambiando en mi mente y en mi camino a seguir. No sé si soy un artista o no, no sé si soy un escritor o no (pese a haber publicado libros). Tampoco tengo claro quién soy ni quién quiero ser, si el nombre artístico, el real o ambos. Ya no busco el éxito, solo ser feliz. Un objetivo muy genérico e irreal.

Lo que sí sé es que soy demasiado joven y tengo toda la vida por delante. Hay mucho que quiero hacer antes de seguir escribiendo de cara al público o presentar una nueva novela. Escribiré, anotaré ideas y seguiré aprendiendo y formándome, pero por ahora debo centrarme en mí. Cumplir con mis obligaciones, pensar en el futuro y en mi vida profesional, leer y lo que Dios diga.

Nos leemos en más artículos y post en esta misma web y en mi cuenta de Twitter (@josekopero).

1 comentario en “Busqué un nombre artístico y olvidé el mío durante 4 años

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: